Ciudad de México, a 26 de septiembre de 2016.- Los nombramientos recientes de los nuevos Procurador General de la República y Secretaria de la Función Pública son señales preocupantes para la consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y la construcción de una Fiscalía autónoma. En más de una ocasión, las personas y organizaciones firmantes hemos enfatizado la importancia de contar con procesos transparentes, abiertos y participativos para el nombramiento de las personas que encabezarán las instituciones más relevantes del Estado. Sólo así se logrará construir la confianza y legitimidad necesarias para este nuevo sistema y también asegurar el nombramiento de perfiles idóneos que garanticen independencia y profesionalismo.

Sin embargo, lo que acabó de suceder demuestra la discrecionalidad y una total ausencia de rendición de cuentas y criterios claros que sostengan las decisiones. El Senado de la República no cumplió con su papel de contrapeso y ratificó los nombramientos sin dar espacio a la reflexión crítica y el debate abierto. Estas prácticas debilitan la construcción de una Fiscalía autónoma y del Sistema Nacional Anticorrupción asimismo es contraria a los compromisos públicos e internacionales hechos por la Presidencia en materia de gobierno abierto.

El nombramiento de la nueva Secretaria de la Función Pública viola el compromiso internacional hecho por Presidencia de la República en el marco del Tercer Plan de Acción de la Alianza para el Gobierno Abierto. Para nombrar a las autoridades del Sistema Nacional Anticorrupción, la Presidencia se obligó en septiembre de 2016 a conducir una consulta técnica con sociedad civil, academia y expertos para elegir al Secretario o Secretaria. Esta consulta nunca se realizó.

Por otra parte, el nombramiento del Procurador es la mayor muestra del divorcio entre la Presidencia y el Senado de la República y los sectores de la sociedad que sí reconocen una grave crisis del sistema de justicia penal en México. Tan sólo días después de que más de 200 personas y 50 organizaciones expertas y reconocidas en la materia exigieron un diálogo nacional para rediseñar el organismo autónomo procurador de justicia, diálogo que incluye la selección del perfil más adecuado que deberá operar éste, el Presidente, con el respaldo del Senado, designó inesperada y discrecionalmente un perfil con cuestionamientos sobre su independencia política y sin rendir cuentas sobre su idoneidad (por ejemplo, sobre su conocimiento del sistema penal, su probidad y su compromiso con el avance de los derechos humanos y la democracia).

Se debe recordar que el año pasado Cervantes Andrade fue considerado como posible integrante de una terna para la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Entonces, como ahora, su perfil fue severamente cuestionado. La designación de un senador que quiso ser ministro pero ahora es procurador daña severamente la división de los poderes públicos y corrompe la idea de pesos y contrapesos que deben existir entre estos.

Sirva lo anterior también como un extrañamiento directo y claro para el Senado de la República: su papel en la ratificación del Procurador anuló la naturaleza independiente que tiene del Ejecutivo Federal. Una designación del mayor impacto para la democracia y el Estado de derecho no debe realizarse como un simple trámite legislativo: en menos de un día el Senado de la República resolvió la designación presidencial.

Las personas y organizaciones firmantes exigimos que estas designaciones sean transitorias, en particular en el caso del Procurador, pues consideramos que no son idóneas para los retos que enfrentan ambas instituciones, además de no contar con la legitimidad ni reconocimiento para encabezar la transformación hacia el mejor modelo de Fiscalía General de la República ni la consolidación del promisorio Sistema Nacional Anticorrupción. Estamos absolutamente convencidos que los perfiles requeridos para estos órganos deben estar a la altura del contexto, las exigencias sociales y las necesidades de nuestro país. Estos dos nombres, sin embargo, no lo están.

Organizaciones Civiles Firmantes

Alianza Cívica, Arkemetría Social, ARTICLE 19 Oficina para México y Centroamérica, CCiudadano Construcción y articulación de lo público, Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova, Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, Centro de Justicia para la Paz y el Desarrollo, Centro Nacional de Comunicación Social (CENCOS), Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos AC (CADHAC), Colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes, Colectivo por la Transparencia, Comisión de Solidaridad y Defensa de los Derechos Humanos AC – OMCT, Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, Contraloría Ciudadana para la Rendición de Cuentas, Defensoría de los Derechos de la Infancia, Dejemos de Hacernos A.C., Equis Justicia para las Mujeres, Freedom House México, Fundación para el Debido Proceso, Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, Fundar Centro de Análisis e Investigación, Grupo de Información en Reproducción Elegida (GIRE), Inclusión y Equidad, Consultora Latinoamericana, Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos, Información Accesible y Rendición de Cuentas, Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social INCIDE Social, Iniciativa Sinaloa, Instituto de Estudios para la Transición Democrática, Instituto de Justicia Procesal Penal, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, Justicia Pro Persona, México Unido Contra la Delincuencia, Programa de Derechos Humanos Universidad Iberoamericana Campus Ciudad de México, Red en Defensa de los Derechos Digitales, Sonora Ciudadana, Visión Legislativa, WOLA (la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos).

A título personal

Alberto Olvera, Aleida Calleja, Alejandro Madrazo, Alfredo Castillo Romero, Alfredo Lecona, Andrés Torres Checka, Aram Barra, Bosque Iglesias, Carlos Brito, Catalina Pérez Correa, Celso Alvarado, Claudia Magallanes Blanco, Denise Dresser, Erick Fernández Saldaña, Eugenia Legorreta, Fernando Belauzarán, Helena Varela Guinot, Isabel Hernández Medel, Iván García Gárate, Jenaro Villamil, Jorge Javier Romero, Julio Mena, Laura Rubio Díaz Leal, Lilia Vélez, Lucha Castro, Luis Daniel Vázquez, Maite Azuela, Martha Tagle, Miguel Sarre, Pablo Reyna, Paulina Gutiérrez, Ricardo Becerra, Roberto Ochoa, Sergio Aguayo, Silvano Cantú, Vladimir Chorny, Ximena Gallegos Toussaint.